Diario de un masaje erótico

Diario de un masaje erótico

Diario de un cliente

Tras meses planteándome la idea de practicar una sexualidad abierta y sin tabus, decidí lanzarme al vacío y probar lo que era un masaje erótico.

Me decanté por un centro que solía frecuentar un amigo: felina Massage. Eran las 15h de la tarde, después de comer, me encontraba en la Calle Can Bruixa número 44b, delante de la discreta puerta del centro, pero aún dudaba si dar media vuelta y volver a mi intimidad, a mi mujer y a mis relaciones rutinarias.

Me abrió la puerta una señorita vestida discretamente de negro y de una belleza natural sublime. El lugar era mágico, la puerta de fuera no mostraba ni un ápice de lo que se ocultaba dentro. Una gran escalera negra conducía a un elegante salón donde la señorita, que rezaba por que fuera ella la masajista, me ofreció asiento y me trajo un té para beber.

Le dije que era mi primer masaje erótico, y que no sabía como funcionaba. Ella me explico con calma toda la carta de masajes sensuales, de los que me acuerdo, mirando la web de los siguientes:

  • Masaje tantra: una masaje erótico muy sensual, de lentos movimientos, donde la masajista vestida con un sutil tanga, trabaja todo el cuerpo del cliente desde los pies a la cabeza, finalizando con un masaje manual en las zonas erógenas hasta el final. Es un masaje receptor, lo que significa que en ningún momento puedes tocar a la masajista.
  • Masaje cuerpo a cuerpo: es un masaje erótico interactivo, en el que la masajista realiza movimientos muy sinuosos con todo su cuerpo encima del cuerpo del cliente, ayudándose con sus antebrazos, pecho y piernas para realizar el masaje corporal. El cliente en este caso si que podía tocar a la masajista, excepto en sus zonas íntimas, para ello ella lleva un sensual tanga.
  • Masaje sensitivo "Touch": es el masaje más erótico de la carta y el más largo. La masajista va completamente desnuda, con lo que ya despiertas todos tus sentidos por la vista. En el masaje se aplica diferentes técnicas de relajación y excitación, mezclando algunas técnicas como el masaje prostático, masaje californiano, toques de body body y masaje tántrico. Después de la hora de tratamiento, puedes disfrutar de una baño relajante con la masajista en la gran bañera que tienen.

Tras 5 minutos de explicación, no sabía por cual decantarme. Para una persona que no tiene idea de masajes, todos son iguales y el objetivo es el mismo, la eyaculación. Así que me dejé aconsejar… por ser la primera vez, mejor prueba el cuerpo a cuerpo, es un masaje muy completo en el que podrás interactuar conmigo. HECHO!!

Me dijo que si quería conocer a sus compañeras, o quería que el masaje me lo hiciera ella, no dudé ni un segundo. Esta preciosidad brasileña me había enamorado desde el primer momento. Aunque posteriormente he visto las fotos de la web, y creo todas te pueden robar el corazón.

Entré en una habitación elegantísima, con velas encendidas, olor a incienso, música de fondo y un tatami preparado con sábanas limpias, pétalos de rosa y una bandeja con aceite y crema. Me dio la toalla y me dijo que me fuera duchando mientras ella se preparaba.

Al salir de la ducha me quedé de pie en vuelto en la toalla sin saber que hacer. Ella entro inmediatamente tan sólo con una camisa. Me dijo que me estirase en la cama boca abajo, y mientras ella se quitó la camisa quedándose solamente con una sensual prenda de lencería fina.

Su cuerpo era el de una preciosa joven: pecho incipientes, piel sedosa color canela, perfectas curvas y terso culo. Empezó a masajear los pies y las piernas, yo podía ver su cuerpo a través de los grandes espejos que habían en cada pared.

Me encantó sus seductores movimientos de cobra encima de mi cuerpo, me acariciaba con su pecho toda mi espalda y su respiración se colaba en mis oídos provocándome un volcán de placer… Tras media hora de disfruta sensorial y visual, me dijo que me diera la vuelta.

Avergonzado por mi rápida erección, ella me dijo que no pasaba nada, que lo raro sería que no lo hubiera tenido, que controlara la respiración para poder prolongar el placer. La teoría me la aprendí pero la práctica la veía muy complicada. Tenía su cuerpo encima del mío, su respiración en mis oídos y mis manos con la ayuda de las suyas recorrían su pecho y su cuerpo. Finalmente, llegó a mi zona más caliente, y mediante lentos movimientos y masajeándome lo que ella había llamado lingam, me dejé llevar a una eyaculación placentera sin igual.

Se que sus nombres no son ni Lorena, ni Maya, ni Pamela, ni Naomi, ni Nadia. Se que son pseudónimos que ocultan su verdadera identidad. Pero lo que yo pude descubrir en felina massage es la existencia de un mundo de placer inigualable, gracias a mujeres que te enamoran, te seducen y trabajan tu cuerpo como nunca antes lo habían hecho.

Auténticas diosas del placer…

Opiniones



Visítanos en Barcelona

FELINA MASSAGE
Calle Can Bruixa, 44 B, 08014 Barcelona
Puerta directa a la calle (Barrio Les Corts)
+34 934 915 035 / +34 675 511 752

METRO
Línea 3 - Parada Les Corts.

BUS
54, 59, 66, 78, H8, H10 y V7.

COCHE
Fácil aparcamiento; zona azul y parking cerca.

TAXI
Nuestras instalaciones se encuentra a 10 minutos en taxi desde el centro de Barcelona.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. ×