Felina Massage

Zonas erógenas de la mujer

Felina Massage es un centro de masajes eróticos en Barcelona. En Felina no se practica el sexo para conseguir el placer de nuestros clientes, sino que se utiliza el masaje erótico y sensual para llegar al éxtasis. Dado que somos especialistas en erotismo y sensualidad, el siguiente post va dedicado a todas aquellas parejas que quieran adentrarse en el mundo del placer y de la excitación mediante masajes eróticos. Esta guía práctica va dirigida a los hombres, para que aprendan a excitar a su mujer sin necesidad de la penetración. Sin embargo, es válida también para las mujeres.

¿Y cómo llegar a la máxima excitación sin penetración? Muy sencillo, masajeando las zonas erógenas que os vamos a decir a continuación y sin olvidarse de escoger un lugar tranquilo.

Pies y tobillos. Aquí acaban todas las terminaciones nerviosas de nuestros órganos, por lo que es perfecto empezar el masaje erótico por aquí ya que relajaremos a la persona masajeada. Además los pies son zonas potencialmente erógenas y tienen 4 puntos de estimulación sexual relacionados con los órganos sexuales. Un masaje en esta parte del cuerpo relaja y al mismo tiempo excita, por lo que es una ventaja. La manera ideal para masajear los pies es tumbar a tu pareja boca abajo y con aceite o algo de crema comenzar por masajear la parte superior del pie desde los dedos hasta el tobillo y seguir por la planta del pie. Se pueden alternar los movimientos circulares con los movimientos de arriba abajo así como los movimientos con el puño siempre en la planta del pie y siempre de más a menos presión.

Detrás de las rodillas. Tras masajear y acariciar los pies y los tobillos, se recomienda ir subiendo por las piernas hasta llegar a las rodillas. El secreto de esta zona es que es muy sensible por lo que nuestras masajistas de Felina aconsejan tomarse un tiempo a acariciar, besar y lamer suavemente esta zona. Aquí, a diferencia de los pies, no se recomiendan las caricias fuertes.

Muslos. Esta es sin duda una de las zonas más erógenas y sensuales del cuerpo. Hay que dedicarle tiempo y ganas a masajear tanto la parte inferior como la parte exterior de los muslos. Si quieres añadirle picante, se puede utilizar la boca para dar besos cerca de la vagina, pero sin llegar a ella con el fin de aumentar la excitación de tu pareja. Los besos y el lamer cerca de la vagina sirven para estimular mucho a la mujer.

Barriga y abdomen. Esta es una zona que da mucho juego a la hora de realizar masajes eróticos. Colocar la cabeza frente a la barriga, recorrerla de lado a lado con besos casi imperceptibles y pasar la lengua por el ombligo te permitirán que tu pareja se excite considerablemente.

Espalda. ¿A quién no le gusta que le hagan un masaje en la espalda? Tanto a las mujeres como a los hombres les gusta que le acaricien y le masajeen la espalda. Tras muchas horas de trabajo, el cansancio suele recaer en ella; por eso es importante tener en cuenta esta parte del cuerpo y no dejarla de lado. Además de relajar, estimular la espalda con un masaje permite aumentar la excitación y el morbo. Masajea, besa y lame suavemente la espalda de tu pareja comenzando por la nuca y acabando por los glúteos. La lentitud y la suavidad harán que lo disfrute.

Cuello. Si quieres ganarte a tu pareja, no te olvides de su cuello. Es una zona que da mucho placer. A la mayoría de mujeres les encanta que les aparten el pelo de la nuca y las besen suavemente cerca de la orejas. Además de los besos, los mordiscos leves también excitan y aumentan el placer.

Orejas. ¿A quién no le gusta que le susurren cosas bonitas al oído? Si quieres que tu pareja aumente su ritmo cardíaco y su respiración, no te olvides de estimular esta zona erógena. Los besos, los susurros y los mordiscos del lóbulo de la oreja son el ingrediente perfecto a la excitación.

Cabeza. Por último, la cabeza. Introducir la puntas de los dedos entre el pelo de tu mujer e ir haciendo pequeños movimientos desde la coronilla hasta más abajo es el secreto para darle placer a la pareja. Un consejo, también acariciar la cabeza por detrás de las orejas con la punta de los dedos y, sobre todo, no escatimar en tiempo y dedicación.

¿Con ganas de que te hagan un masaje erótico? Prueba de hacérselo a tu pareja y si os gusta, probad de venir a Felina Massage, nuestras masajistas eróticas son especialistas en el arte de dar placer sin penetración.

Opiniones



Visítanos en Barcelona

FELINA MASSAGE
Calle Can Bruixa, 44 B, 08014 Barcelona
Puerta directa a la calle (Barrio Les Corts)
+34 934 915 035 / +34 675 511 752

METRO
Línea 3 - Parada Les Corts.

BUS
54, 59, 66, 78, H8, H10 y V7.

COCHE
Fácil aparcamiento; zona azul y parking cerca.

TAXI
Nuestras instalaciones se encuentra a 10 minutos en taxi desde el centro de Barcelona.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. ×